martes, mayo 06, 2008

El doce

Un paseo nocturno por las calles de Segovia.
La noche es cerrada y las campanadas de un reloj tañen las doce.
Entre sus sonidos y el eco de mis pasos llego hasta una vieja puerta, rota y desvencijada por el paso del tiempo.
Parece surrealista verla a casi un metro del suelo, como queriendo invitarnos a entrar en otra dimension, a otro mundo paralelo de solo dos planos dimensionales, ... como la fotografia que os enseño.

7 comentarios:

Manuel Pozo dijo...

Pues sí... es como esos carteles de películas de miedo. Misterioso y llamativo.

pablo marcos dijo...

Qué pasa...no habéis visto películas de submarinos o qué

Jose Antonio Carreras dijo...

ya te comente en la oficina, pero vamos que muy,muy chula

si_MAngel dijo...

Aparte de tu comentario, que es muy bueno, la fotografía es impresionate por su detalle, el procesado y sobre todo, por el ambiente que recoges.
Saludos

Jose M. Galindo dijo...

Muy bien ese b/n Jesús... me encantan estas fotos con motivos sencillos pero con mucha "chicha"... a mí nunca me salen.

Un saludo, monstruo.

Luiso dijo...

Como dice Jose el motivo es sencillo, pero la foto no!
La luz en su punto lateral para resaltar el volumen de la puerta y las miles de cicatrices del tiempo, la convierten en una buena foto :-)
el BN como siempre de 10

martin dijo...

puede que no sea una puerta para entrar, si no para salir...